Dermatitis de pañal: que és, cómo tratarla y como prevenirla.

compartir:

La dermatitis del pañal es común en bebés de entre 4 y 15 meses de edad y es posible que se note más cuando los bebés empiezan a comer alimentos sólidos. Se trata de una inflamación localizada principalmente en la zona donde se coloca el pañal, producida por la acción irritante de la orina y las heces, sumado a una escasa ventilación de la zona. Se puede notar lo siguiente en el área del pañal del bebé:

- Salpullido o brote de color rojo brillante que se vuelve más grande
- Áreas descamativas de color rojo vivo en el escroto y el pene en los niños
- Áreas descamativas o rojas en los labios y la vagina en las niñas
- Granos, ampollas, úlceras, protuberancias grandes o llagas llenas de pus
- Parches rojos más pequeños (llamados lesiones satélites) que crecen y se mezclan con otros parches
- Los bebés más grandes se pueden rascar cuando les quitan el pañal
- La dermatitis del pañal por lo general NO se disemina más allá del borde de éste.

Tipos de dermatitis de pañal:

La dermatitis de pañal (también llamada irritación o rozadura de pañal) no siempre tiene la misma apariencia, pero si la piel bajo el pañal del bebé, sobre todo alrededor de la zona genital y entre las nalgas, se ve roja, lo más probable es que esté irritado. También es posible que la piel esté un poco hinchada y caliente. La irritación podría ser muy leve — pequeños granitos rojos en un área muy pequeña — o bastante extensa, con zonas hinchadas, rojas y sensibles que se alargan hasta el vientre y los muslos del niño.
Dependiendo de la forma en que la piel esté afectada y en qué zona se ubique la afección, la dermatitis del pañal puede presentarse de distintas formas:

  • Dermatitis irritativa de las zonas convexas: Por lo general la dermatitis comienza con enrojecimiento e inflamación de las zonas que tienen un contacto más directo con el pañal: nalgas, genitales externos, y zonas perineales. Si se coloca al bebé boca arriba, separando un poco sus piernas, se podrá ver que la piel afectada por la dermatitis bordea los muslos y el contorno de los genitales externos formando una ‘W’.
  • Dermatitis por Cándida: Es un tipo de dermatitis cuya causa se encuentra en la acción de un hongo. Puede presentarse si el pequeño ha tenido una enfermedad que hubiera requerido la administración de antibióticos, o también debido a que los pliegues queden húmedos luego de la higiene habitual.
  • Dermatitis pápulo erosiva de Jacquet: Surge al complicarse el cuadro de dermatitis irritativa. La piel presenta elevaciones en su relieve, erosionadas por el movimiento de fricción, que pueden estar enrojecidas o tomar una coloración amarronada. Pueden localizarse en área de pañal o en cara interna de muslos.
  • Dermatitis irritativa por uso de químicos:La irritación de la zona del pañal puede producirse debido a la aplicación de sustancias antisépticas, detergentes, o perfumes.
  • Dermatitis por sensibilidad al contacto con la banda adhesiva del pañal: En la cara lateral de glúteo puede aparecer una zona de enrojecimiento con forma de triángulo invertido, debido a una hipersensibilidad al contacto con la banda adhesiva del pañal.

Tratamiento

El mejor tratamiento para una dermatitis del pañal es mantener el área del pañal limpia y seca. Esto también ayudará a prevenir nuevas dermatitis. Acueste al bebé sobre una toalla sin un pañal puesto cuando sea posible. Cuanto más tiempo pueda mantenerse al bebé sin pañal, mejor.

  • Cambie con frecuencia el pañal de su bebé y lo antes posible después de que éste orine o defeque.
  • Use agua y una tela suave o algodón para limpiar suavemente el área del pañal en cada cambio. Evite frotar o estregar el área. Se puede utilizar una botella de agua tipo para deportes o un pulverizador para las áreas sensibles.
  • Seque el área dando palmaditas o deje que se seque al aire.
  • Coloque el pañal flojo. Los pañales que están demasiado ajustados no permiten el paso de suficiente aire y pueden frotar e irritar la cintura o los muslos del bebé.
  • El uso de pañales muy absorbentes (como los Huggies, Kiddies o Pampers)  ayudan a mantener la piel seca y reducen la probabilidad de contraer una infección.
  • Lávese siempre las manos después de cambiar un pañal.
  • Pregúnteles al médico o al personal de enfermería qué cremas, ungüentos o talcos son mejores para usarse en el área del pañal. Las marcas más renombradas en este sentido son: Hipoglós, Adermicina A, Ewe y FarmX, entre otras.
  • Consulte con su pediatra, si una crema para la dermatitis del pañal serviría (Hipoglos, Adermicina A, entre otras). Los productos a base de óxido de zinc (como el FarmX que viene en talco y crema) o vaselina ayudan a mantener la humedad lejos de la piel del bebé cuando se aplican sobre la piel completamente limpia y seca.
  • No use pañitos que tengan alcohol o perfume, ya que pueden secar o irritar más la piel.
  • No use almidón de maíz (Maizena) en las nalgas de su bebé, ya que puede empeorar una dermatitis del pañal por cándida.

Ciertas cremas y ungüentos para la piel eliminarán las infecciones causadas por cándida. La nistatina, el miconazol, el clotrimazol y el ketaconazol son medicamentos comúnmente utilizados para la dermatitis del pañal por cándida y los puede comprar sin necesidad de receta. Algunas veces, se puede utilizar una crema corticoesteroide suave (por ejemplo, Macril o Diprogenta).

Es muy importante que hable con su médico antes de aplicar cualquier crema a su bebé. El le dirá cuál es la mejor opción para su hijo.

Si usted usa pañales de tela:

  • Evite los pantalones plásticos o de caucho sobre el pañal. Éstos no permiten que pase suficiente aire.
  • No use suavizantes de telas ni hojas para la secadora, ya que pueden empeorar el salpullido.
  • Al lavar los pañales de tela, enjuáguelos 2 o 3 veces para eliminar todo el jabón si su hijo ya tiene salpullido o lo ha tenido antes.

Debe consultar inmediatamente con su pediatra, si:

  • El salpullido empeora o no desaparece en 2 a 3 días.
  • El salpullido se propaga al abdomen, la espalda, los brazos o la cara.
  • Usted nota granos, ampollas, úlceras, protuberancias grandes o llagas llenas pus.
  • El bebé también tiene fiebre.
  • El bebé desarrolla un salpullido durante las primeras 6 semanas de vida.

Prevención de la dermatitis de pañal

Si bien hay distintas modalidades en que esta afección puede presentarse, todas pueden prevenirse y mejorar su condición si se extreman las medidas de higiene en la zona del pañal. Es importante cambiar al bebé tan pronto notemos que se encuentra mojado o sucio.
Luego de la limpieza, la piel del pequeño debe quedar perfectamente seca. No frotar ni utilizar toallitas perfumadas.
Luego de higienizar y secar la zona, la aplicación de óleo calcáreo con aceite de amendras Ewe, deja una película protectora que suaviza y ayuda a regenerar y calmar la piel contribuyendo a evitar dermatitis, paspaduras e irritaciones.
Si el pequeño parece tener una propensión a la dermatitis de pañal, úntale una capa fina de crema o pomada protectora (Hipoglos, Adermicina A, etc), cada vez que lo cambies .

Evita los polvos de talco, ya que el bebé puede aspirarlos y son dañinos para sus pulmones. Si te gusta usar polvos, elige unos que estén hechos a base de almidón de maíz (maicena), como el JOHNSON’S® Baby Fécula. Échalos primero en tu mano — lejos de la carita del bebé — y nunca directamente sobre su cuerpo o cerca de él para que no los respire, y mantén el recipiente siempre fuera de su alcance. Siempre que le cambies el pañal, limpia bien los polvos que se hayan acumulado entre los pliegues de la piel del bebé.

No le pongas el pañal tan ajustado que no permita que circule el aire. La ropa suelta ventilará mejor toda la piel bajo el pañal. Por el mismo motivo, evita también los cobertores de plástico y otros materiales impermeables.

Ultimas Notas de Bebés...
El Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL), también conocido como “Muerte en cuna” o [...]
El uso del chupete es una práctica que está profundamente arraigada en nuestra cultura. Hoy [...]
Antes que tu bebé naciera, seguramente te habrías imaginado cómo sería tenerlo en brazos y [...]